Ciencias de la Comunicación de la UNA ya tiene su propia radio online

0
354

2 Desde el mes de Julio del corriente, se encuentra en marcha la nueva Radio Online a cargo de los estudiantes de la Carrera Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional de Asunción.

El emprendimiento es acompañado por profesores y directivos de la institución. La radio online cuenta con una plataforma adaptada a los tiempos modernos y entra a formar parte de las herramientas de práctica de los futuros comunicadores.

** El guaraní es el idioma que identifica a los aborígenes de la extensa región selvática que atraviesa las Américas. Su antigüedad se remonta a muchos siglos antes de la era cristiana. Al hablar de esta lengua, inmediatamente nos estamos refiriendo a la comunidad aborigen autodenominada TETÃ GUARANI. Ciertamente, resulta más correcto decir red de comunidades que se relacionan de acuerdo a una práctica democrática, donde el poder político se ejerce como servicio para asegurar la comunión entre los seres humanos. La comunión -común unión-se mantiene mediante el sagrado respeto a la vida. Y el respeto incluye la global sinfonía de las especies animales y toda la naturaleza en comunión con el Creador. El idioma es el instrumento que fundamenta e identifica a la condición humana. La palabra es el idioma del alma. El alma a su vez fundamenta la misión de la palabra en la vida y orienta la búsqueda de la verdad consensuada. La metodología es el diálogo, donde la reflexión no se personaliza y descansa en el reconocimiento de la igual dignidad que tienen mujeres y hombres en la Tierra. La finalidad del diálogo entre iguales busca la racionalidad del amor, y el amor busca la común unión. Esta comunión crea la identidad que se sitúa en la raíz del latido de la vida y prodiga su irradiación a todas las vidas de la comunidad humana.
** Los AVA GUARANÍ no viven para trabajar, para tener, para poseer. Viven para ser. Quieren ser: verdaderos seres humanos. Tienen como misión poseer la capacidad de ser dignos de su origen divino y para acceder a esa dignidad se interrogan cómo pueden conservar en la memoria la sabiduría de ÑANDERU -Nuestro padre. En guaraní, ñembo’e quiere decir hacerse un verdadero ser humano. También quiere decir educarse. Por tanto, educarse es aprender a ser depositario de la sabiduría divina.
** Para el guaraní, conocimiento significa hacer. Las señales del conocer se dan en el actuar. Por tanto, cuanto se hace es para ser. Ser libre de todo no ser, ser verdad del ser, ser amor desde el ser, ser vínculo con otro ser, ser fluir de equidad para otro ser, ser fuente de solidaridad que se teje en la reciprocidad de los seres, ser nación en el florecimiento de la comunión de seres.
** El idioma guaraní es un caudaloso río de cultura. La que ha plasmado esa espiritualidad llena de vibraciones místicas en la comunidad aborigen. El guaraní no es sólo idioma. Fundamentalmente es el idioma de la cultura que han creado los AVA GUARANI, en la selva.
** Cultura diferente a la cultura occidental y cristiana.
** Cuando Juan de Ayolas remonta con sus naves por el río Paraná y prosigue su navegación por el río Paraguay (1537) se inicia la difícil cuenta regresiva para la cultura guaraní y la nación guaraní. Transcurrirán más de tres siglos para que los descendientes de los españoles y los guaraní culminen el desencuentro en una nueva nación mestiza, para dar nacimiento a una nueva cultura también mestiza, como resultado del mestizaje biológico y étnico.
** La religión guaraní impregna la religión católica y el idioma castellano y el guaraní conservan sus respectivas legitimidades en la nueva nación. El castellano se instala como idioma dominante de los letrados en la sociedad. El guaraní se expande como idioma oral de los iletrados en un rol de subalternidad. El castellano es el idioma oficial que adopta el Estado nacional. El guaraní es el idioma nacional que no se reconoce como idioma oficial recién en 1992. Vencido el poder colonial, durante el proceso de la emancipación y la experiencia de la vida libre, autónoma e independiente de la República del Paraguay (1811-1870) los dos idiomas conviven. En la práctica, en esta etapa de nuestra historia, el pueblo paraguayo prácticamente es monolingüe. Utiliza casi exclusivamente el guaraní como idioma de la nación. El idioma castellano se mantiene como idioma de la administración y de la relación de los poderes y la diplomacia.
** Después de la guerra de la Triple Alianza, sobrevive un 20% de la población. Entre ancianos, residentas, mutilados, enfermos y niños.
** Los habitantes que hablaban guaraní yacen en las olvidadas tumbas NN, a lo largo y a lo ancho de la patria. Cuando se reconstruye la nación, con la influencia del positivismo, sobreviene la prohibición del idioma guaraní en las instituciones educativas y en muchos hogares. Pese a todo, el idioma guaraní no cede terreno. La población de escasa instrucción: obreros, campesinos, artesanos, artistas populares; algunos prestigiosos intelectuales, sacerdotes, militares y policías, prefieren el guaraní para comunicarse en el hogar, en el trabajo y en las reuniones cívicas y políticas.
** La literatura paraguaya nace bilingüe, especialmente en poesía, con Natalicio Talavera, cuyas obras son publicadas en la Revista Cabichu’i. Desde 1870 hasta 1920, algunos poetas dan a conocer sus escritos en publicaciones de escasa circulación y escasa vida. Son ellos los precursores de la poesía paraguaya en guaraní.
** Desde 1920 hasta 1960, surgen los más fecundos y talentosos poetas que son reconocidos como los fundadores y continuadores de la literatura paraguaya en guaraní, que ofrecen en calidad y cantidad las poesías que ya son declaradas clásicas en la cultura paraguaya.
** Desde 1960 hasta nuestros días, dan a conocer sus obras los renovadores de la poesía paraguaya en guaraní. En esta antología presentamos a los autores más representativos de las diferentes etapas del nacimiento, proceso de fundación y dinámica continuación del florecimiento de la poesía guaraní y su admirable despegue en una revitalizante renovación que definitivamente integra el panorama del género poético al proceso histórico de la cultura nacional. Muchos poetas no son incluidos, porque en la poesía paraguaya en guaraní todavía queda mucho por investigar, mucho que evaluar, mucho que rescatar de la ineditez.
** La poesía paraguaya en guaraní, desde su nacimiento, se prodiga en fidelidad con la lucha de nuestro pueblo por su derecho a una literatura con identidad consustanciada con el ideal de la vida en libertad, justicia y felicidad.
RUDI TORGA – Barrio San Vicente. 1999. Asunción – Paraguay

Comentarios de Facebook